Site Meter
Send Us An Email
Panama Guide

Welcome to Panama Guide
Friday, May 24 2019 @ 01:42 PM UTC

New Executive Order Regulates Environmental Impact Studies

Law & Lawyers Recently the credibility of citizen consultations as part of environmental impact studies has been called into question. The National Environmental Authority (ANAM) says that projects approved through 2004 have a combined value of more than $10 billion dollars. Last week Executive decree number 209 of 5 September 2006 was published in the "Gaceta Oficial" (official newspaper) which regulates aspects of Law number 41 of 1 July 1998 and supercedes Executive decree number 59 of 2000. This executive decree establishes that category II and III projects (which have a moderate or high level of environmental impact) should accredit the size of the sample, which should he representative of the population located in the area directly and indirectly influenced by the project. This aspect, according to the Director of Evaluation and Environmental Ordering of the ANAM, Bolivar Zambrano, has become a reason for disputes between promoters and neighbors. In his opinion the most revelant of the changes introduced in executive decree number 209 is that it establishes when a public forum can be requested, the representativeness of the surveys, the list of projects that require environmental impact studies, and two new concepts: studies via Internet and the "Guide for Good Environmental Practices." Almost all of these subjects require regulation as well. Zambrano will travel to Santiago in Chile at the end of this month to meet with environmental experts there who will advise the ANAM with regards to on-line environmental impact studies, which benefit both citizens and promoters. The Anam will be able to authorize the promoters to follow the Guide to Good Environmental Practices - a series of prevention and mitigation actions - as long as it considers that the project does not represent the potential for significant environmental damage.

DECRETO EJECUTIVO regula participación ciudadana. Las nuevas reglas para los estudios de impacto ambiental Los estudios podrán consultarse por internet y se introduce el concepto de Guía de Buenas Prácticas. 735022 Juan Luis Batista jlbatista@prensa.com

Como presidenta de Tu Comunidad Ambiental de Balboa, Aida Torres ha tenido que ponerse a investigar sobre estudios de impacto ambiental. La razón es simple: cuando los promotores de un proyecto de una gasolinera y una tienda de conveniencia que se construirían en la Vía Amador, en Ancón, hicieron una consulta ciudadana para sustentar su proyecto, informaron que alrededor de 28 vecinos le habían dado el visto bueno. Ante la sorpresa de no conocer a esos vecinos, Torres y otros residentes emprendieron una lucha legal que terminó con la suspensión temporal del proyecto. Todavía está pendiente una demanda por falsedad que se investiga en el Ministerio Público.

Los promotores de la obra alegaron que el estudio, que tiene el carácter de una declaración jurada, por ser categoría 1 no requería la consulta ciudadana.

Todo esto ha dejado un mal sabor entre los vecinos por el trabajo de los funcionarios, pero puso sobre el tapete la credibilidad de la llamada consulta ciudadana en estos estudios, que ahora son clave para el desarrollo de cualquier obra. Cálculos de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) indican que de 2004 a la fecha el valor de los proyectos aprobados supera los 10 mil millones de dólares.

LO MÁS RELEVANTE

La semana pasada, la Gaceta Oficial divulgó el decreto ejecutivo No. 209 del 5 de septiembre que reglamenta aspectos de la Ley 41 del 1 de julio de 1998 y deroga el Decreto Ejecutivo 59 de 2000. Allí se establece que en el caso de los estudios de categoría II y III (los que tienen un moderado o alto impacto ambiental) deberán acreditar el tamaño de la muestra de las encuestas, la cual debe ser representativa según la población ubicada en el área de influencia directa e indirecta del proyecto.

Este aspecto, según el director de Evaluación y Ordenamiento Ambiental de la Anam, Bolívar Zambrano, se había convertido en motivo de disputas entre promotores y vecinos.

A su juicio lo más relevante de los cambios introducidos en el decreto 209 es que se establece cuándo se puede solicitar un foro público, la representatividad de las encuestas, la lista taxativa de los proyectos que requieren estudios ambientales y dos conceptos nuevos: los estudios en internet y la llamada "Guía de Buenas Prácticas Ambientales". Casi todos estos temas requieren, a su vez, de una reglamentación.

Zambrano viajará a Santiago de Chile a finales de mes para reunirse con expertos ambientales de ese país que asesorarán a la Anam para los estudios en línea, que beneficiarían a ciudadanos y promotores.

La Anam podrá autorizar a los promotores a acogerse a la Guía de Buenas Prácticas –una serie de acciones de prevención y mitigación– siempre y cuando considere que los impactos del proyecto no representan un daño ambiental significativo.

Share
  • Facebook
  • Google Bookmarks

Story Options

New Executive Order Regulates Environmental Impact Studies | 0 comments | Create New Account
The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.